Fallecimiento del Dr. Ricardo Valderrama Fernández (1945-2020)

carmen y ricardo

Expresamos nuestras mas profundas condolencias por el sensible fallecimiento del Alcalde de la Municipalidad Provincial de Cusco Dr. Ricardo Valderrama Fernández. Su trabajo acerca de la cosmovisión andina para siempre será considerado como la obra maestra para toda clase de antropólogos andinos tanto en Peru como en el exterior. Las valiosas contribuciones del Doctor Valderrama que trabajo junto con su esposa Carmen Escalante entraron al canon literario dejando nuevas generaciones de antropólogos criados en base a esta herencia científica.

Su partida significa un gran pesar y un espacio irremplazable entre todos los que lo conocimos tanto como alcalde y como un antropólogo dedicado a su afición.

El Centro de Estudios Andinos de la Universidad de Varsovia expresa sus más sentidas condolencias a su esposa Carmen Escalante y a toda la familia de quién en vida fue Ricardo Valderrama Fernández.


Por
Jan Szemiński
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

El 30 de agosto 2020 murió el alcalde del Cuzco, Ricardo Valderrama Fernández. La despedida, muy conmovedora, que le organizó la alcaldía cuzqueña fue una despedida de un alcalde e inqa, en compañía de los pututu kamayuqkuna – pututeros, y no solamente de representantes de todos los ramos de la administración provinciana. Sin embargo la muerte de Ricardo, mi amigo, es antes de todo perdida de un gran antropólogo y de un gran escritor. La fase política de su vida fue para él muy importante, porque le permitía hacer algo para la gente que llamaba wayqiy – hermanos, los necesitados, y para la cultura tradicional del Cuzco, con su lengua y costumbres.


Ricardo Valderrama Fernández, un inqa de San Jerónimo - antropólogo, estudiante antoniano y profesor antoniano, casi todas sus investigaciones, convertidos en artículos y libros, hizo junto con Carmen Escalante Gutiérrez, su quya. Su muerte le quita a la pareja de investigadores la mitad de su capacidad creativa. Esta muy andina complementariedad qhari-warmi aparece muy claramente en su libro más famoso que convirtió a Ricardo en mayor prosaico quechua del siglo XX y comienzos de XXI: “Gregorio Condori Mamani. Autobiografía”, un libro que incluye también la autobiografía de Asunta Quispe Huamán, la esposa de Gregorio Condori Mamani. La pareja de antropólogos entrevistó a sus vecinos y amigos del barrio cuzqueño de Coripata, él un cargador en el mercado, y ella una cocinera, ambos monolingües quechuas, analfabetos. El resultado fue un libro dictado en quechua, escrito en quechua, leído a los entrevistados quienes dictaron sus correcciones. Una vez establecido el texto quechua, Ricardo y Carmen tradujeron el texto al castellano andino, tal como lo hablan los cuzqueños. El libro fue publicado en una edición bilingüe en 1977, y bastante rápido ganó fama entre todos los interesados en cultura andina. Hoy circula en traducciones a mayores lenguas europeas. Sus reediciones cuzqueñas cambiaron su título y sus autores. Hoy se llama “Gregorio Condori Mamani. Asunta Quispe Huamán. Autobiografía. Noqaykuq kawsayniyku” seguido por “Ricardo Valderrama Fernández. Carmen Escalante Gutiérrez”.


El logro del libro provocó ciertos fenómenos sociales y científicos. En el Cuzco existe hoy un sindicato de cargadores que los organiza en un grupo capaz de defender sus intereses y organizar una ayuda mutua, una “Solidaridad” de cargadores.


Ricardo y Carmen continuaron recogiendo entrevistas, vidas y cuentos en quechua, convirtiéndolos en textos publicados en quechua y en castellano andino. Así Ricardo cuya lengua materna fue siempre el quechua se convirtió en gran prosaico quechua, y su colección de cuentos y vidas en un archivo indispensable a los investigadores de literatura oral quechua y en general, andina, a los estudiosos de lengua, a los especialistas en religión y modos andinos de percibir el mundo, y a muchos más, incluyendo la vida social, costumbres y cocina. Así el antropólogo se convirtió en gran documentalista de cultura quechua en el sur del Perú. Sus otras colecciones de cuentos y de vidas igualmente merecen traducirse del quechua a otras lenguas, para mostrar la riqueza de la cultura del Tawantin Suyu y del Cuzco.


Ricardo fue también maestro, que enseñaba a estudiantes, y a colegas profesionales, cuzqueños y forasteros. Enseñaba siempre a manera incaica y no universitaria: haciendo, practicando. Conocí a uno de sus estudiantes quien estudiaba una de las sopas cuzqueñas, compuesta de más de 30 componentes – el famoso ch’arwi. No sé, como acabó el estudio, pero gracias a Ricardo y su estudiante conocí una picantería y un plato fabuloso.
El maestro tuvo la costumbre agasajar a sus amigos en la huerta de su casa, donde la tertulia siempre fue acompañada con pisco, y vino, queso, watya y uchu-kuta. Ricardo, como buen cultivador tenía en sus chacritas muchas variedades de papas. Una vez durante la watya sirvió más de 20 variedades de papas, cada una con su nombre y explicación sobre sabor y uso. Me hizo probar todas.


Durante otra de las tertulias mostró como se debía hacer un verdadero hornillo de terrones para watya. Y mostrándolo puso en duda la creencia de los arqueólogos según la cual los inqas no habían sabido construir arcos ni cópulas: Lo sabía y sabe hacer cada campesino cuzqueño cuando prepara su watya. La verdadera pregunta es ¿por que este saber no lo aprovecharon en construcciones de edificios? La respuesta la da cualquier temblor.
Conocí a mi amigo Ricardo, wayqiy, en 1974, cuando por primera vez vi algo del Perú y del Cuzco. Desde aquel tiempo frecuentemente nuestras conversaciones tocaban a los Incas, la visión andina de la historia y el regreso del Inqa. Durante una de ellas Ricardo contó su entrevista con un comunero quien había sido soldado de un inqa, uno de varios en los años veinte tempranos del siglo pasado, cuando una ola de levantamientos de comuneros en defensa de sus tierras tuvo lugar en muchas provincias del sur del Perú. Ricardo lo preguntó que significaba para él un inqa. El comunero contestó: “¡upa!, nuestro gobierno pues”.


Hace unos años, pero ya en este siglo XXI charlábamos los dos sobre últimos acontecimientos en el Perú, y el inqa Ricardo Valderrama Fernández suspiró: “Ya es tiempo que venga. Primero le besaré la mano”, refiriéndose al regreso del Inqa. Lo cuento para decir que Ricardo y Carmen son inqas de origen de San Jerónimo, de educación familiar, de las costumbres y mitos. Ser inqa es para ellos tan natural y obvio como ser irlandés para un irlandés. No por accidente menciono a los irlandeses. Ellos también sufrieron traumas de una conquista y gobierno foráneo, y también hacen el esfuerzo de salir de aquella trauma. La bandera del Tawantin Suyu que cubría el ataúd de Ricardo durante la despedida oficial, el izar la bandera del Tawantin Suyu a medio mástil, muestran que su visión de la historia inqa es compartida por los cuzqueños.


Ricardo Valderrama Fernández, inqa, antropólogo, investigador, escritor, maestro y hatun varayuq del Cuzco Requiescat in Pace con el Inti su Padre y con la Killa su Madre.

©2020 Centro de Estudios Andinos de la Universidad de Varsovia en el Cusco. Todos los derechos reservados.
4.png1.png6.png5.png4.png

Quién está Online

1
Online

27-11-2020

Busca

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

 Una cookie es un pequeño fichero de texto que se almacena en su navegador cuando visita casi cualquier página web. Su utilidad es que la web sea capaz de recordar su visita cuando vuelva a navegar por esa página.

Las cookies suelen almacenar información de carácter técnico, preferencias personales, personalización de contenidos, estadísticas de uso, enlaces a redes sociales, acceso a cuentas de usuario, etc.

El objetivo de la cookie es adaptar el contenido de la web a su perfil y necesidades, sin cookies los servicios ofrecidos por cualquier página se verían mermados notablemente.

Para conocer más información sobre las cookies, visite el siguiente enlace: definición de cookies en Wikipedia.

Puedes configurar tu navegador para ser avisado en pantalla de la recepción de cookies y aceptarlas o no individualmente, así como para impedir por defecto su instalación en tu disco duro.